Blogia
JorJBloG

Ponzoña y Subliminidad

Otra vez sin dormir por las noches...

Y otra vez atado a las garras de un sexo egoista y envilecente...

Agosto despierta y me tiene agobiado de nuevo, con esa especie de menstruación mental que me ataca. Cuando empiezo a dudar de todo y de todos. Sumamente abatido por la sensación de no ser en estos momentos motivo de orgullo para nadie; sólo alguien de paso, uno más. Y para rematar, por supuesto, las mieles del éxito de los demás se me hacen insoportables; veo en ellos el producto de la más rancia y vituperable soberbia, una soberbia de niño pequeño, de chaval que luce sus juguetes nuevos.

Sublime sin interrupción... Se me hace imposible, en mis aficiones estoy solo, bueno, no del todo (ruido de sms entrante), efectivamente no del todo. Sublime sería escribir la mitad de lo que imagino, aprobar todo lo que estudio y ser amado todo lo que merezco; pero eso nada más que para empezar. Que a mi la soberbia también me infectó a veces.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres