Blogia
JorJBloG

Si no fuera porque...

Si no fuera porque

me tienen que enterrar,

y que dos cipreses negros

se comerán mis sueños,

si no fuera porque mi padre

siempre llora en los entierros,

me mataría mañana

sin pensar en ello.

Si no fuera porque

alguien me llorará

eche de menos mi cuerpo

mi manera de mirar,

si no fuera porque mi amante

es algo sentimental,

me mataría mañana

sin pensarlo más.

Si no fuera porque

alguien se acordará

para decir Diós la guarde

o el Diablo la tendrá,

si no fuera porque

es tan triste

convertirse en recuerdo,

me mataría mañana

sin pensar en ello.

Si no fuera porque

me querrán confesar

para abrirme el cielo

de par en par,

si no fuera porque he pecado

y no pienso volverme atrás,

me mataría mañana

sin pensarlo mas.

 

Evangelina Sobredo Galán

 

 

Es bastante común entre algunas de las personas que conozco el plantearse o haberse planteado al menos una vez: ¿Qué pasaría si de repente desapareciera, si me pasara algo grave, si de improviso... muriera? ¿Quién me llevaría flores al hospital, al cementerio? ¿Quién en un acto absolutamente voluntario marcaría mi número al notar mi falta? Estas preguntas suelen ir acompañadas de estados algo depresivos, falta de positivismo y autoestima.

A mí me parece un ejercicio de egocentrismo y también algo egoista. Cuestiones que a menudo rayan tendencias suicidas (que no intentos, pero sí tendencias en el razonamiento) Y para colmo suelen justificarse por algun trance reciente por el que se ha pasado y se tilda a todas luces de injusto.

Recuerdo ahora una película, que disfuté recientemente, en la que el protagonista acude a un psicólogo tras una ruptura sentimental. Al argumentar el paciente: "...ya no tengo razón para seguir viviendo" el experto responde: "¡Pero vamos a ver! ¡Por algo no te suicidas!"

Yo entendí ese "algo" como todo aquello que dicho protagonista podía seguir haciendo, por lo que podia seguir luchando, y de lo que se había olvidado, y seguía presente. De todos es sabido que los tréboles no nacen a no ser que se den las condiciones idoneas, ¡y menos aun los de cuatro hojas!

No puedo dejar de citar una sentencia del experimentado refranero, "criticarás en los demás tus propios defectos"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres