Blogia
JorJBloG

Ejercicio de composición literaria (tengo que trabajar más en ello)

Ámame, es todo lo que se me ocurre decir. De mí para tí, cuando todo está a punto de acabar, poco queda por decir. Ella te quiere, decían; y así empezó, tu queriendome, y yo aprendiendo a amarte. Ahora sólo quiero sostener tu mano, ahora que tú no me quieres, ahora que yo te amo. ¡Qué diferencia más dura en el castellano! Y cuando pido tus palabras respondes: la realidad se impone, queramos o no, no puedes comprarme amor.

Una noche de un duro día, de otro más. En ocasiones me ayuda a evadirme, hay momentos en los que me siento bien. Aunque sean ocho días a la semana los que a mi cuerpo le parecen, y apenas cinco los que me pagan. Aquí no hay lugar para los gritos, su respuesta es invariablemente una palmada y puerta. Yo busco un boleto para una vuelta, para un viaje de fantasía, para unas horas de diversión... despierto gritando ayuda!

Ayer volviste a mi recuerdo, como si el mono me pidiera más de ti, más de esta droga de día, dosis de ocultamiento de la realidad. Podemos solucionarlo, me repito, pero se lo digo a un aire sin eco. Palabras marchitas, pues no encuentran destino. Como si su autor fuera un aspirante a gran poeta que se queda en escritor de libros de bolsillo. Poeta a la deriva, poeta perdido, versos que ansiaban ocupar el mar y sólo salpican la bañera desde un juguete, mi submarino amarillo.

Si Eleanor Rigby paseara por Penny Lane... Los opuestos se tocan: sobre una calle que todos sinten, caminan unos pasos que no se oyen. La melancolía pone su cara más dulce para tentar a los solitarios a otra copa, a otra noche de vacía espera. ¡Entiende muchacho!, todo lo que necesitas es amor, mas no está en ti decidir el envoltorio con el que se te muestra. Hola, adiós, esperanza y decepción: pierdes la paciencia, no estás ni aquí ni ahora, no vives. ¿O cómo crees que llegaba Lady Madonna a fin de mes?

¡Hey Jude!, ya es hora de confesartelo todo, ya perder no me da miedo. ¡Vuelve! Que no quiero bailar una balada de John y Yoko más. Es demasiado triste seguir, demasiado duro olvidar. Duele el sentir que quizás quede algo por hacer, por decir; ¡juntemonos Jude!... suena a utopía. Déjalo ser, no impongas reglas, no levantes paredes, no preveas nada... Hay futuro, quizá no compartido, pero nos queda un largo y ventoso camino a los dos. Un largo y ventoso camino donde poder sonreir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jordan Flight 9 -

We all know that value is essential everywhere. Whatever you do, you may hope that many others admire you, and you also will respect people. This really is social rule.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres